Diciembre 2018
El primer plato de ducha cerámico, completamente hecho a medida con un grosor de 3 cm. Un grosor adecuado para la instalación a nivel de suelo, con tamaños entre 60 y 200 cm. 


Estas medidas pueden enriquecerse incluso con cortes en diagonal de 45º. Garantiza un rendimiento sin igual en términos de durabilidad, resistencia, facilidad de limpieza e higiene, así como de diseño.